El defensa del Betis Perquis sufrió un encontronazo con el delantero del Málaga, Frabrice, en el partido que enfrentó a ambos equipos andaluces el pasado 3 de Noviembre y el resultado fue una doble fractura de la mandíbula del futbolista bético.

En el césped de La Rosaleda se vivieron unos momentos dramáticos porque el futbolista perdió la consciencia y tuvo que entrar una ambulancia hasta el área para trasladarle de manera urgente al hospital Carlos Haya.

La operación fue bien, pero el futbolista deberá estar “unos 50 días con la boca cerrada” según comunicó su entrenador.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *