Cada vez existe más preocupación por la salud bucodental. Tener unos dientes bonitos es algo que importa estéticamente, además de ganar en salud. Antes solo parecía cosa de niños, ahora la ortodoncia se está haciendo hueco entre la población adulta.

Con las nuevas técnicas ortodoncicas ofrecen más ventajas desde el punto de vista estética, ya nos podemos olvidar de los clásicos brackets metálicos y optar por tratamientos más cómodos, ligeros y menos llamativos.

En estos últimos años la técnica que más acogida ha tenido entre los adultos es la técnica Invisalign, la ortodoncia lingual y los brackets estéticos.

Desde aquí explicamos las cuatro opciones ya mencionadas:

La técnica Invisalign es la más popular en los últimos años, especialmente por su comodidad y que alinea los dientes de forma prácticamente invisible. Se colocan una serie de aligners transparentes y removibles los cuales se van sustituyendo.

La ortodoncia lingual es otro método para alinear los dientes de forma invisible. Aunque en este caso se utilizan brackets pero por la parte interna de los dientes, por lo cual no se ven.

Los brackets estéticos es otra alternativa a los brackets de metal. Podemos encontrar diferentes tipos: plástico, policarbonato, zafiro, porcelana, etc. Son brackets que imitan el color del diente y se notan menos.

No obstante, la decisión final y la elección del tratamiento más adecuado depende del estudio que se realiza en la primera visita y del análisis del ortodoncista.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *