Dejar de Fumar Aviles y Roman
  • Sólo a los 20 minutos de dejarlo nuestra presión arterial mejora.
  • En un día: el nivel de monóxido de carbono de la sangre disminuye, el oxígeno aumenta al nivel normal de un no-fumador y las probabilidades de un ataque al corazón se reducen.
  • En una semana: el sentido del olfato y gusto han mejorado, los restos de nicotina del cuerpo han desaparecido.
  • En un mes: la capacidad pulmonar y circulación mejora. Será más sencillo hacer deporte.
  • En tres meses: la fertilidad aumenta, las manchas en los dientes y dedos irán desapareciendo.
  • En un año: la tos, la posibilidad de contraer gripe y el riesgo de sufrir enfermedades coronarias es la mitad que la de un fumador.
  • En cinco años: el riesgo de cáncer de pulmón se reduce a la mitad.
  • A partir de 10 años después de dejarlo, las probabilidades de enfermedad coronaria serán prácticamente las mismas que las de cualquier persona que nunca haya fumado.

tabacoclinicadentalmalaga

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *