Unos buenos hábitos de higiene bucal es vital para un éxito a largo plazo de sus implantes. Con un buen cuidado diario en casa y con las revisiones periódicas de mantenimiento profesional.

Aunque los implantes dentales no pueden tener caries, es necesario mantener una buena higiene diaria para evitar los problemas derivados por el acumulo de placa. No son necesarios unos cuidados especiales, ya que los implantes se cepillan igual que el resto de los dientes.

La limpieza será similar a la del resto de los dientes: con un cepillo normal tres veces al día después de las comidas. Como insistimos en la clínica dental, lo importante es la constancia y dedicar un tiempo a limpiar los dientes. El cepillo que se usa para limpiar las coronas sobre implantes es el mismo que para el resto de la boca.

El punto débil de la higiene de los dientes/muelas sobre implantes dentales es la encía. Es muy conveniente limpiar bien la encía de los espacios interdentarios (espacio que queda en la encía entre un diente y una corona sobre implante o entre coronas de implantes dentales).

Para limpiar estos espacios lo más habitual será usar un cepillo interdental: que pasa entre diente y diente y limpia los restos que se hayan quedado ahí. Este espacio no se puede limpiar con el cepillo normal porque no llega a esa zona.

Habitualmente, es preferible usar el cepillo interdental en vez del hilo dental, porque el espacio que queda entre dientes es mayor que el que hay entre dientes naturales. En el caso de dientes anteriores (incisivos) es posible que no “entre” el cepillo interdental y entonces sí que hay que usar el hilo dental.

En relación a los cepillos interdentales hay que aclarar que existen muchas marcas, muchas formas, muchos diámetros. Será cada persona la que tenga que individualizar el que le viene mejor. En la clínica dental le daremos el tipo de cepillo que se adapte mejor a su situación.

Al igual que el uso del irrigador bucal es un moderno instrumento para mejorar el cuidado dental y la higiene bucal. Mediante un fino chorro de agua, elimina de forma eficaz los restos de comida y la placa, llegando incluso a las partes menos accesibles de la dentadura. No obstante, el irrigador bucal es un mero complemento de la limpieza con el cepillo dental, a la que no puede sustituir completamente

implante dental

Revisión en la clínica dental

Las revisiones de los implantes y los dientes de los implantes son tan convenientes como para el resto de los dientes.

Habitualmente, cuando colocamos la corona y apretamos el tornillo que une el diente al implante dejamos pasar unos días para cerciorarnos que todo funciona bien.
Para esos días cerramos el agujero por donde pasa el tornillo con un empaste provisional. Si se cae o desgasta ese empaste no pasa nada: es un agujero ciego que no tiene contacto con el organismo.

Pasados esos días, comprobamos que el tornillo está bien apretado y le damos el torque (fuerza) final, para que no se afloje. Confirmamos con el paciente que todo funciona bien y en este momento cerramos el agujero con un empaste definitivo para que no se note en la superficie de la muela.

La siguiente revisión será a los 6 meses o al año, dependiendo del caso. En esa revisión comprobaremos lo siguiente:

  • Revisar que el implante o la encía están sanos. Se hace una radiografía para ver el estado del implante y el hueso.
  • Comprobar que la corona está bien fija sobre el implante y el tornillo no se ha aflojado.
  • Asegurar que la oclusión es correcta y el implante no está sobrecargado

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *