En esta entrada queremos explicar la importancia que tiene el acudir al dentista de una forma regular en el tiempo con la idea clara de que la prevención suele ser el mejor de los tratamientos para tener una buena salud bucodental.

La idea de realizar revisiones periódicas pretende la detección precoz de las posibles problemas que puedan existir a través del examen del estado de diversas partes de nuestra boca como las articulaciones, el nivel de sarro, las caries, si las encías se encuentran inflamadas, si existe sangrado, etc. Son muchas los síntomas que se pueden detectar a través de una buena revisión lo que desemboca en poder atajar problemas antes de que realmente empeoren y deriven en endodoncias, perdida de piezas, etc..

También es recomendable acudir anualmente al menos al dentista para realizarse una limpieza profesional realizada por una higienista dental cualificado para proceder a limpiar allí donde la limpieza normal con un cepillo de dientes no llega. La higienista dental además explicará cuál es la forma correcta de cepillarse para un cepillado adecuado y eficaz así como la recomendación de usar enjuague e hilo dental. Al terminar con la limpieza, procederá a pulir la dentadura para eliminar restos de manchas y sarro que pudieran quedar.

Como vemos son diversos los motivos que nos sugieren la necesidad de acudir al dentista. Para finalizar podríamos añadir que muchos otros problemas de salud pueden hacerse evidentes en la boca, como la osteoporosis (la pérdida de la densidad ósea puede afectar tu dentadura), ciertos tipos de cáncer y desórdenes de la alimentación de ahí una vez más la importancia que tiene el acudir regularmente al dentista.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *