Una prótesis dental es una pieza artificial que se coloca como reemplazo de una parte de nuestra dentadura que ha sido dañada o de la que hemos sufrido pérdida. Es muy común perder piezas dentales a causa de picaduras, enfermedades, etc.

La finalidad de una prótesis dental no es solo estética. Se trata de devolver la normalidad a la vida de una persona reconstruyendo una parte dañada y que como consecuencia, no puede funcionar correctamente. La boca cumple varias funciones importantes entre las que destacan el comer (masticar alimentos) y comunicarnos (hablar). Si las piezas dentales no encajan correctamente, tendremos problemas a la hora de realizar dichas funciones.

Con una prótesis dental, en pocos días o semanas podrás volver a tu vida normal.

Una prótesis dental puede crearse de distintos materiales, entre los que destacan las resinas, metales, porcelana, disilicato o zirconio. Según el material del que esté hecha tendrá un precio u otro y una resistencia distinta. Los resultados podrán verse tanto a nivel estético como funcional.

Colocar una prótesis dental no es tan sencillo como parece. La mandíbula se mueve gracias a un sistema muscular muy amplio y a unas articulaciones. Los dientes están insertados dentro de las encías pero a la vez, tienen un hueso que los sujeta. Es por esta razón, que arreglar un problema de falta de piezas en la boca no sea tan sencillo. Cada uno de los elementos se relaciona con los demás. Un simple diente torcido puede llegar a dañar la articulación y provocar fuertes dolores no sólo en la boca sino en el oído y zonas cercanas como el cuello.

Para colocar una prótesis dental es necesario estudiar cada caso a fondo. Entender cómo funciona la boca de la persona y cómo funcionaba antes de sufrir el problema.

protesis-allonfour-dentistas-malaga

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *