El pilar es la pieza intermedia entre el implante y la prótesis. Es de titanio, material biocompatible con nuestro organismo, y muy utilizado en temas de prótesis, tanto bucales como prótesis de cualquier otro tipo (cadera, rodilla, hombro…

Esta pieza intermedia no es utilizada por todos los especialistas en implantología, es decir, no es necesaria para la colocación de la prótesis pero sí que ayuda a la hora de que la adaptación sea lo más perfecta posible.

El implante dental se coloca a nivel óseo. El hueso está recubierto por encía, que en cada paciente tiene un grosor diferente. Al colocar el pilar, lo que hacemos es que la prótesis no vaya atornillada debajo de encía, sino que vaya a su nivel, para que así no se inflame la encía y no se acumulen restos de alimentos. Además, el pilar es un seguro para el implante, porque como todos sabemos, los tornillos se pueden pasar de rosca. Si eso ocurriese, no afectaría al implante, sino que lo que dañaría sería dicho pilar, pero al ser una pieza intermedia sólo bastaría con cambiarlo y, solucionado el problema!!!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *