Encias

Hoy queremos hablaros de la importancia del sangrado de las encías, ya que, puesto que no es un síntoma doloroso, podemos caer en el error de no darle importancia.

Las encías tienen como finalidad principal proteger los dientes y recubrir el hueso maxilar que los sujeta. Realizan una función de sellado y aislamiento, para poder así mantener las raíces dentales insertadas en el hueso sin contaminarse de la flora bacteriana bucal.

Cuando hay acumulación de flora bacteriana alrededor de la encía y los dientes, se produce una reacción inflamatoria en los tejidos paradentales.

La encía se despega del diente,  aparece una herida en la misma y sangra cuando rozamos con el cepillo de dientes o incluso espontáneamente. Esta herida o ulceración de la encía permite una comunicación del exterior al interior por donde filtran las bacterias  de la zona. Esta primera etapa con solamente inflamación superficial de encías se le llama Gingivitis y la padece la mayoría de la población adulta.

Si no se le da importancia a este signo de sangrado de las encías al cepillado, la inflamación va penetrando hacia el hueso y provoca la retracción del mismo y la contaminación de la raíz.

Si queremos mantener los dientes toda la vida, podemos conseguirlo, si los cuidamos correctamente y prestamos atención a detalles que pasan desapercibidos y que nos avisan de que algo va mal, como el sangrado de las encías cuando las tocamos o las cepillamos.

¡Ven a visitarnos si te sangran las encías y estaremos encantados de solucionarlo!

Encias

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *