La tinción de un diente de color marrón grisáceo se puede producir tras un fuerte golpe, debido a este traumatismo el diente se desvitaliza (se muere), este proceso es conocido como necrosis pulpar.

Los traumatismos dentales, son muy comunes y una de las principales emergencias en odontología. Los dientes más afectados son los incisivos centrales superiores (las paletas o el paleto).

Estos accidentes son más frecuentes en edades infantiles, cuando los niños están aprendiendo a caminar, cuando empiezan a montar en bicicleta o practican deportes de contacto.

Hay ciertas características que predisponen a sufrir golpes sobre los dientes, como por ejemplo:

  • Tener los incisivos superiores protuidos (muy salidos)
  • Falta de sellado labial, por lo que los labios no nos protegen frente a los golpes
  • Ataques de epilepsia, en los que se pueden sufrir golpes también sobre los dientes
  • Niños con trastornos de hiperactividad.

Existen diferentes grados de daños ante estos traumatismos, sin embargo ante cualquier tipo de accidente, se debe acudir al dentista para que hagan los exámenes convenientes y evitar procesos más graves.

En este caso, en el que un diente se ve más oscuro, el tratamiento idóneo será realizar una endodoncia, ya que el nervio se encuentra afectado, y tras el tratamiento de conductos, se debería realizar un blanqueamiento dental desde dentro, lo que se denomina blanqueamiento intracameral.

Comments are closed.