Poema dental

Para hacer un levante de mordida

que sea azul, opaco o transparente

un pegote molar no es suficiente:

hay que tener un molde a la medida.

 

Hay quien prevé el contacto y hay quien cuida

de que, si bruxa el ínclito paciente,

no machaque, al apretar los dientes,

topes que a la ortodoncia dan la vida.

 

Yo prefiero el azul, pues colorea

lo oscuro de la boca (que de duelo

viste) y hace que mejor se vea.

 

Si llevas puestos topes, el anhelo

de poder apretar hace que sea

cerrar la boca igual que ver el cielo.

Alberto Collantes

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *