Poemas dentales

¡Usted sabe que lo quiero!

Mi muy preciado dentista,

pero me pone nerviosa

cuando se mete en mi boca.

 

Porque escarba y me taladra

entre gasas y algodones,

anestesias y jeringas,

y no sé que cosas pone.

 

¡Pero cuanto le agradezco!

¡Recuperé mi sonrisa!

Tengo muelas, dientes sanos,

¡Y gracias a mi dentista!

Arjona Delia

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *