En algunas ocasiones podemos tener mal aliento al levantarnos, si esto se debe a que habíamos consumimos alcohol o  fumamos en exceso, podemos solucionar el problema con un simple cepillado.

Sin embargo si tenemos mal aliento o halitosis todos los días podríamos estar ante un problema, ya que esto puede significar que tenemos bacterias en la boca.

De acuerdo a estudios realizados en nuestra boca viven por lo menos 600 tipos diferentes de bacterias y, para estas bacterias, habitar en nuestra boca es como vivir en el paraíso.

Pero el mal aliento no proviene de estas bacterias, lo que sucede es que estos microorganismos descomponen las proteínas que consumimos con nuestra dieta habitual, produciendo de esta forma moléculas que liberan gases y estos gases contienen azufre, son estos gases los que provocan la halitosis.

Mientras más bacterias estén presentes en nuestra boca, mayor cantidad de moléculas de azufre tendremos y más grave será la halitosis.

Sin embargo debemos recalcar que algunas enfermedades podrían causar halitosis, como por ejemplo la insuficiencia hepática o renal. Pero en una persona sana la solución sería una correcta higiene bucal.

Las bacterias se encuentran principalmente en la parte posterior de la lengua, por ellos, es recomendable cepillarse todos los días la lengua.

Otro de los motivos principales de la halitosis o mal aliento son los problemas dentales, como enfermedades de las encías y caries, o la garganta y amígdalas, o los pasajes nasales, además de muchos otros problemas.

Prevención

Cepillar regular y adecuadamente los dientes todos los días te ayudara a tener un aliento fresco y sano.

La higiene bucal no solo es importante para prevenir la halitosis, sino que además con un buen cepillado lograras prevenir enfermedades como la gingivitis, recesión de las encías y el hueso, algunas veces además se podría perder alguna pieza dental. Generalmente es la bacteria que está presente en las encías la que provoca la halitosis persistente.

Otro paso importante en la higiene dental consiste en retirar la placa de los márgenes de las encías y entre los dientes por medio de un cepillo interdental o hilo dental todos los días.

Para proceder a la limpieza de la lengua podemos utilizar un cepillo o un raspador de lengua, de esta manera nos aseguramos de retirar las bacterias de la parte posterior de la lengua.

Además de todas las causas ya mencionadas la halitosis podría tener su origen también en el tabaquismo o la dieta, por ejemplo las personas que consumen mucho comino, ajo o hierbas podrían sufrir de halitosis.

Los expertos aconsejan beber mucha agua, de esta manera estamos humedeciendo la boca o  aumentar el flujo de saliva con goma de mascar. La saliva neutraliza los ácidos que originan la bacteria y de este modo evitamos el desarrollo de caries.

Comments are closed.