Desde nuestra infancia nos han enseñado a cepillarnos los dientes 3 veces diarias después de cada comida  y durante 3 minutos. Parece ser que más importante que todo eso es la técnica en el cepillado.

Varias recomendaciones que deberíamos tener siempre presente sobre el cepillado dental son:

Los dientes deben cepillarse media hora después de cada comida

Cuando tomamos alimentos (especialmente ácidos), el PH de nuestra boca disminuye, necesitando un tiempo para volver a la normalidad. Por esta razón si cepillamos nuestros dientes al momento de haber comido lo que haremos será frotar el ácido por todo nuestro esmalte. Si por el contrario esperamos esa media hora aproximadamente , el PH se regulará en nuestra boca de forma natural  y ya el cepillado no hará ningún efecto negativo. Como dato curioso podemos añadir que el PH ideal está en torno a 7 y para que os hagáis una idea el de un refresco perfectamente puede estar en 2,5 “parecido al del vinagre”. El simple  hecho de cepillarnos media hora después de haber tomado alimentos nos ayudará a disminuir el numero de caries en boca.

Tras las comidas seria recomendable enjuagarnos la boca con agua o colutorio

La finalidad de este consejo práctico y fácil sería con el fin de regular los niveles del PH dentro de la normalidad.

Importante barrer los dientes y no fregarlos

Cuando nos cepillamos los dientes lo que pretendemos es barrer siempre la placa hacia fuera, no extenderla por la boca. Por ello la técnica de cepillado mas adecuada será la de barrido en dirección siempre  desde la encía hacia afuera del diente con el consiguiente movimiento circular en nuestra muñeca. Será importante llevar un orden a la hora de limpiar nuestra boca para que no se nos olvide nada. Dientes por fuera, por dentro y la lengua (también de suma importancia).

Masticar chicles o comer queso

Finalizar nuestras comidas con chicle o queso  es recomendable debido al xilitol en el chicle (ya que tiene propiedades anticariogénicas) y en el caso del queso nos ayuda a reducir el PH de la placa bacteriana y ayuda a remineralizar  los dientes.

No abusar con la pasta de dientes

Utilizar demasiada pasta de dientes nos da una sensación de  frescor y limpieza que no tiene porque ser real. Una buena higiene no será mejor por utilizar más pasta de dientes sino y vuelvo a decir por la técnica de cepillado que llevemos a cabo.

Muy importante: lavarnos siempre los dientes antes de acostarnos

Por la noche salivamos menos y las sustancias cariogénicas actúan por ello de una forma mas agresiva y acentuada, por esta razón es tan importante cepillarse los dientes antes de ir a dormir.

Comments are closed.