La onicofagia es el habito compulsivo que adquieren los seres humanos por comerse las uñas, generalmente en situaciones de estrés, aburrimiento o angustia. Este habito parece inofensivo, pero puede traer múltiples consecuencias para nuestra salud y en especial para nuestros dientes.

Las consecuencias para nuestra salud buco dental son las siguientes:

  • Genera un importante desgaste en nuestros dientes, aumentando la sensibilidad por la perdida de esmalte que los protege. En casos avanzados puede provocar la fractura de la pieza dental.
  • Puede producir heridas en la boca, lo que aumenta el riesgo de aftas o inflamaciones.
  • Al comerse las uñas se provoca un choque constante entre los dientes, lo que produce una mal oclusión dental.
  • Las bacterias que contienen las uñas fácilmente te alojan en nuestra boca generando problemas en la mucosa oral y en nuestras encías.

Comerse las uñas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *