Labios

Todos hemos sentido un beso de esos que provocan mariposas en el estómago, te estremecen, dan un calorcito que sube y baja y liberan hormonas, ¿hay algo mejor que sentir un beso? Es algo extraordinario sin duda.

Sentada en el sofá de casa, mientras disfrutaba de una taza de té, me he dedicado a leer una diversidad de  artículos relacionados con los besos y me sorprendí tanto que quise compartir la información que encontré!  Pues… No hay nada que me guste más que sentir un beso…

Besos!

Pero… ¿Sabías lo que hay detrás de un buen beso?

Besar es una fuente de beneficios para la salud, pues dispara un amplio espectro de procesos biológicos que estimulan la inmunidad y generan estímulos que permiten que el cuerpo trabaje duro para mantener su atractivo.

Higiene Bucal: El dentista y asesor norteamericano de la American Dental Association, Mathew Messina explica: “dar profundos besos provoca un incremento de saliva que ayuda a eliminar bacterias de la boca, aunque puntualiza, no se trata de reemplazar los besos por el cepillado después de las comidas”

Salud cardiovascular: cuando damos o recibimos un buen beso, el pulso se acelera de 70 a 140 pulsaciones por minuto, lo que activa la circulación de nuestro organismo. Los procesos internos que se producen previenen la formación de unas hormonas llamadas glucocorticoides, responsables del colesterol, insomnio o tensión alta, entre otros.  Luego cabe destacar que puede existir una relación entre los besos y una disminución en el riesgo de padecer tensión alta.

Provoca sensación de bienestar pues el cerebro contiene cantidad de receptores dedicados a percibir las sensaciones que provienen de los labios. Al besar a otra persona, se estimula una parte del cerebro que libera oxitocina, hormona que tiene efecto tranquilizador en el cuerpo. De igual forma, los besos apasionados provocan que el cerebro libere endorfinas, que  actúan como una droga natural e inofensiva producida por el propio organismo produciendo una sensación de placer que ayuda a liberar tensiones, depresión y reduce el nivel de estrés y la energía negativa que cargamos durante el día.

Consumo calórico: todos los estudios demuestran que, al besar, el cuerpo quema calorías. El grado de pasión será un factor que aumente la cantidad de calorías quemadas. Un beso realmente apasionado pone en funcionamiento los 34 músculos faciales.

Una forma muy placentera y muy sana por tanto si deseas perder calorías, esto es genial! ¿no te parece?

Relaciones interpersonales:  dar un beso es el primer paso para conocer el nivel de complicidad con la otra persona: a nivel sensorial, el beso permite sentir el sabor, olor y texturas de la otra persona.  Es una señal de confianza debido a la cercanía que se alcanza y al hecho de dejar entrar en el espacio personal del otro. Debemos enfatizar en la importancia de mantener el rito del beso en la pareja ya que es una manera muy efectiva de mantener contacto y compartir intimidad.

Pero no solo los besos románticos ayudan a construir y fortalecer una relación. Existen estudios que demuestran que las personas que vivieron de niños en un entorno afectuoso tienen mejores habilidades sociales de adultos.

Por tanto, recuerda que besar no sólo es un acto muy sano y excitante sino un momento mágico! Un consejo: “ besa mucho y deja que te besen, déjate besar, déjate llevar…”

Y, para terminar, ¿te gustaría sentir y desprender esta dulzura en tus labios? No dudes en visitarnos, te contaremos el secreto!

Labios

Y, por supuesto, nunca olvidéis de sonreir!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *